Efecto Le Pen en Perú

Jean-Marie Le Pen

Keiko Fujimori

El domingo, como todos saben, en la hermana república del Perú —me encanta esa expresión— hubo elecciones. El militar “nacionalista de izquierda” (las comillas son imprescindibles, pues su auténtica ideología es, por ahora, enigmática) Ollanta Humala salió primero, mientras que Keiko, la hija del ex presidente pseudodemocrático Alberto Fujimori, salió segunda, y ahora parece que se repetirá lo que me gusta llamar el efecto Le Pen. ¿Qué es eso? Para responderlo hay que remontarse a Francia, casi nueve años atrás. En 2002 hubo elecciones presidenciales; en la primera vuelta ningún candidato obtuvo la mayoría absoluta y debieron pasar a segunda vuelta los dos candidatos más votados: el presidente Jacques Chirac, de centroderecha, que iba por su reelección, y Jean-Marie Le Pen, un viejo dirigente de ultraderecha, racista, judeófobo, negacionista del Holocausto, etc. O sea, lxs electorxs de izquierda francesxs se vieron forzadxs a elegir entre dos variantes de la derecha, una “civilizada” y otra salvaje. Debieron votar por Chirac, que logró triunfar en segunda vuelta con un amplio márgen.

Eso pasó en la Argentina en 2003, con Carlos Menem desempeñando el papel de Le Pen y Néstor Kirchner el de Chirac (con la diferencia de que aquí nuestro Le Pen no se animó a ser vapuleado en la segunda vuelta y se bajó de la candidatura), y parece que lo mismo, aunque con atenuantes, ocurrirá en Perú. Muchxs votantes peruanxs de centro y de derecha desconfían profundamente de Ollanta Humala, pero el espanto que les genera la posibilidad del regreso indirecto al poder de Fujimori (un hombre que disolvió el Congreso, condujo a su país a una guerra fratricida con Ecuador y cometió crímenes de lesa humanidad) es tan grande que lxs forzará a votar, tapándose la nariz, por Humala. Ahora bien, si yo fuera un peruano de derecha —dos cosas que no soy—, opinaría que la estrategia más lúcida no sería votar por Humala o Fujimori, sino impulsar el voto en blanco.

La elección del domingo mostró una gran atomización política. Aparte de Humala y Fujimori, hubo otros tres candidatos que obtuvieron un importante caudal de sufragios. Si quienes votaron a esos tres candidatos votaran en blanco masivamente en la segunda vuelta, y tanto Humala como Fujimori conservaran sus votantes, el resultado sería una victoria de Humala (la diferencia de votos entre la hija de Fujimori y él fue importante y sería difícil de revertir), pero con un gobierno que nacería débil y sería incapaz de impulsar transformaciones demasiado radicales. Sin embargo, esto no va a pasar. Lo más probable es que Humala, como Chirac, le dé una paliza electoral a Fujimori en la segunda vuelta y asuma bastante fortalecido. Pero como dije antes, no soy de derecha, así que no es algo que me quite el sueño.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

10 comentarios

  1. Tienes razón, pero la mayoria de personas que conosco van a votar por Keiko, por considerarla un “mal menor” comparada con Humala y algunos porque vivieron la época del terrorismo y le agradecen a Fujimori por lo que hizo.

    Responder
    • ¿Es cierto que tanto Fujimori como Humala apoyan la pena de muerte? Espero que no concreten esa amenaza, porque Perú quedaría realmente aislado del continente si la implantara… :s

      Responder
      • Humala no sé, pero Keiko sí. Hace unos días discutí con mi abuelo por eso, él cree que es algo justo pero no evalúa todas las consecuencias que eso traería al país.

        Responder
  2. Yo no quiero que salga Keiko porque eso me parece una cachetada a toda la gente inocente que fue asesinada o que perdió familiares por culpa de Fujimori, o sea… ¿y los derechos humanos de todas esas personas? Después de TODO lon que costó encerrarlo y condenarlo, ¿dejar que la cerda de su hija lo libere para que hagan del Perú el reino de los Fujimori como en los 1990s? Yo creo que eso SÍ es retroceder… cagarse en los derechos humanos me parece peor que el modelo económico. Perú está creciendo y por muy de izquierda que sea Humala, el no podrá cagar la economía como todos piensan. La gente de Toledo – y posiblemente algunos de Castañeda y de PPK – se están pasando al partido de Humala, con la esperanza de que vire a una izquierda más de centro. Además, si Beatriz Merino – Defensoría del Pueblo, derecha democrática de historial intachable – se convierte efectivamente en la premiere de Humala, sería un gobierno mucho más tirado hacia el centro que como se cree. Además, Humala tampoco cuenta con el apoyo de los militares, y nadie le hará caso si decide hacer revueltas ya que no hay una necesidad económica de ellos. Lo que se necesita es una mejor redistribución del desarrollo económico para que éste llegue a todos y no se quede sólo en Lima y 4 o 5 ciudades más. No soy humalista, pero JAMÁS apoyaré al Fujimorismo, que sí demostró ser una dictadura corrupta, que compró los medios de comunicación, que nos convirtió en uno de los 5 países más corruptos del mundo. Muchos dicen que Keiko no es igual que su padre, pero ella ha dicho claramente que ella piensa seguir sus mismos lineamientos y declara dicho gobierno como EL MEJOR QUE HA TENIDO EL PERÚ, además de que ha dicho claramente que piensa indultarlo de la condena. En la práctica será él quien le diga qué y cómo gobernar. El Fujimorismo SÍ terminó con el terrosimo, pero ¿por qué hubo terrorismo en primer lugar? Porque los que no tenían nada habían sido ignorados y siguieron a un criminal – Abimael Guzmán – que les prometió darles los mismos beneficios que la gente en Lima. En lugar de hacernos los de la vista gorda y pretender que todo está bien, tenemos que darnos cuenta de que todo NO está bien, y que si ahora aparecen candidatos radicales como Humala, es porque es la única forma que la gente, que no es escuchada, tiene para hacerse escuchar. Repito, NO soy humalista, pero entre él y el Fujimorismo, sé que el Fujimorismo no debe REGRESAR. Además, si la gente se deja de miedos verán que Humala, como ya mencioné, NO tiene, en la práctica, medios para hacer ninguna reforma realmente radical, va a tener que moderarse. sé que no es el mejor escenario para mi país, pero en lugar de sentarnos y quejarnos, nos toca pensar positivo e intentar hacer lo mejor por Perú, usando la cabeza con inteligencia, no el hígado con bilis.

    Responder
    • sennin

       /  Jueves, abril 14, 2011

      Mateo. El escenario que mencionas con Humala, es el mismo que se vivió en Venezuela (mi país) hace 12 años con Hugo Chávez. Y fíjate, el tipo sigue ahí y no se quiere ir. Gracias a los constantes y generosos aumentos de sueldos y salarios tiene el apoyo de los militares. Ha cerrado canales de TV, radios y medios impresos y esta haciendo todo lo que este a su mano para regular internet. La figura del dictador no se hace de la noche a la manaña, es un trabajo que requiere tiempo, dinero, esfuerzo y mucho carisma. Ademas te digo una cosa, Hugo Chávez le pago la campaña electoral a Humala, como también lo hizo con Morales de Bolivia, Correa de Ecuador, doña Kichner de Argentina (disculpa si te molesta Martín, pero es así) y el de Nicaragua que no me acuerdo su nombre. Hace mucho tiempo el buen Hugo era considerado de centro izquierda y 12 años después vemos su verdadera cara de ultra izquierda con revolución cubana incluida. Te imploro que no te dejes engañar, Humala no es el mejor entre 2 males. Si no quieren a los Fujimori, porque no hacer campaña por el aspirante que logro mas votos después de ellos 2.

      Responder
      • Lamentablemente, ese es PPK que planea aliarse (venderle su alma) a Keiko. La diferencia es que Perú no está en crisis económica y que a Humala se está sumando muchísima gente de centro: Alejandro Toledo, Yehude Simons, Beatriz Merino, etc., más los que estñan en su partido que son más bien moderados. Yo sé que Humala no es la mejor opción, no lo apoyo y no voté por él en primera vuelta, pero el Fujimorismo ya fue una dictadura durante 10 años acá y mató a 61,000 personas, más los niveles de corrupción, la compra de canales, etc. Todo lo que dices que Chávez hizo, los Fujimori lo hicieron acá en los 1990s. Lamentablemente, Humala es el menor de 2 males. Sé que Chávez lo apoya y eso me da miedo, pero los Fujimori no pueden volver a hacer del Perú lo que les dé la gana. Ademñas, Humala no tiene acá el apoyo del ejército. Esperemos que no me equivoque. Gracias por tu interñes!

        Responder
      • Mira, lo único que puedo decirte en el caso de Argentina es que CFK no ganó las elecciones de 2007 gracias a los petrodólares chavistas (que puede o no haber recibido). Las personas no son tan tontas como para votar a un presidente o una presidenta obnubiladas por una campaña publicitaria masiva (y por otra parte, la oposición gastó cifras similares en sus campañas). Además el kirchnerismo perdió las elecciones de 2009, así que el dinero de Chávez no parece ser tan infalible.
        Lo único que puedo decir sobre Chávez es esto: si es un dictador totalitario, ¿por qué perdió el primer referendum sobre la reforma constitucional, y por qué perdió, según tengo entendido, los últimos comicios legislativos? Parece una “dictadura” bastante torpe 😀

        Responder
        • Hola Martín. En cuanto a las elecciones para la reforma no importa que las haya perdido, puesto que desde enero de este año la Asamblea Constituyente (una semana antes de que perdieran la mayoría absoluta) le otorgo plenos poderes con una ley habilitante por 12 meses y por ahí esta implementando todas las leyes que repudiamos con el referendo. Lo único que no se ha atrevido, es a prolongar el mandato presidencial, pero se siente en el aire una tensa calma, algo viene. En cuanto a la elecciones a la nueva asamblea, los chavistas siguen siendo mayoría, pero ya no pueden aprobar todas las leyes que deseen, puesto que su mayoría no es absoluta. Dicen que Chávez perdió esta ultima elección porque la cantidad de votos que recibió la oposición fue de 5.500.000. De una población de 10.000.000 de votantes. La oposición quiere organizar unas elecciones primarias para confirmar su numero de votantes pero el gobierno no los deja. Ahí te das cuenta de la magnitud de lo que viene para el 2012 en las presidenciales. Ahora, yo estoy seguro de que Chávez no va a permitirnos llegar a elecciones de todas maneras. Estoy casi seguro de que planea un auto-golpe, tíldame de neurótico o que mis teorías de la conspiración me tienen delirando, yo de verdad espero estar equivocado, mi país, mi gente, todos nosotros somos pacíficos por naturaleza, no nos gusta, incluso nos fastidia y molesta, pensar en guerras; pero de que puede explotar una guerra civil, si puede, las condiciones están dadas. Espero no haberte molestado mucho Martín. La verdad es que en mi entorno no tengo a nadie con la capacidad intelectual a quien pueda exponer estos puntos sin que me pongan una cara de mono a quien le quitan su banana.

          Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: