Kirchner y yo

Nunca sentí simpatía por Néstor Kirchner. Esa es la verdad. Sonará raro proviniendo de alguien que se consideró partidario del gobierno desde 2003, pero es así. Kirchner siempre me pareció un animal político, un tipo duro, capaz de prácticamente cualquier cosa por conquistar y conservar el poder. Debido a que coincidía con la gran mayoría de sus políticas, esas cualidades suyas me parecían necesarias, pero también hacían que me fuera difícil sentir afecto por él como persona.

Su muerte no me sorprendió. No voy a decir que soy clarividente ni nada por el estilo —para eso está Carrió—, simplemente después de su última internación en la clínica Los Arcos, no pude evitar pensar qué ocurriría si él muriera y CFK tuviera que hacerse cargo de su herencia política. Por eso cuando me despertaron hace seis meses —casualmente, hoy también es miércoles— con la noticia de que había fallecido, esa noticia no me dejó estupefacto. Recuerdo que mi primera reacción fue entrar a mi muro de Facebook y escribir que había que conservar la calma, pues CFK no era Isabel Perón. Mi idea, para nada original y desde entonces bastante confirmada por los hechos, fue que CFK era una persona muchísimo más capaz que la viuda de Perón de, por lo menos, encabezar una transición ordenada hacia las elecciones de octubre de 2011. Al final, las cosas resultaron aún mejores: la presidenta tiene altas chances de lograr la reelección en octubre.

¿Qué puedo decir sobre Néstor Kirchner que no hayan dicho ya personas mucho más inteligentes que yo? Solo que Kirchner tenía una diferencia fundamental con el otro gran caudillo peronista post-1983, Carlos Menem. Menem tenía la misma ambición de poder que Kirchner, pero él aspiraba al poder por el poder mismo. A Menem no le interesaban realmente las responsabilidades de gobernar el país, solo quería las ventajas que ello traía aparejado. El hecho de que convirtiera la residencia presidencial de Olivos en prácticamente un polideportivo y pasara la mayor parte de su tiempo ahí es un símbolo de cómo concebía Menem al poder. Menem estaba contento con delegar las tareas rutinarias del gobierno en sus ministros —sobre todo Domingo Cavallo—, y solo le interesaba viajar por el mundo, fotografiarse junto a artistas, miembros de la realeza y políticos extranjeros, veranear en Punta, andar de aquí para allá en la Ferrari, voltearse gatos, etc.

Kirchner no. Podrá acusárselo de muchísimas cosas, tuvo infinidad de defectos, pero jamás fue perezoso. El tipo se involucraba personalmente en todos y cada uno de los detalles de la administración del país. Hay dos anécdotas que sirven para ilustrar de qué manera él ejercía su poder. Primero, el hecho de que a muy poco tiempo de asumir la presidencia viajara a Corrientes Entre Ríos acompañado por apenas un puñadito de funcionarios a destrabar un conflicto docente. Daniel Filmus, en aquel entonces su ministro de Educación, lo cuenta muy bien acá. La segunda anécdota la cuenta Mario Wainfeld en esta columna de diciembre de 2008, y la voy a trascribir:

Hace alrededor de dos años, el cronista se cruzó con Néstor Kirchner en un pasillo de la Casa Rosada. Página/12 estaría citado por algún funcionario de rango más bajo, el entonces presidente saldría del Salón Blanco en pos de su despacho. Se detuvo unos segundos, saludó y espetó un mensaje corto. Sacó un papelito del bolsillo (un gesto usual) y preguntó al cronista, data en mano, si conocía cuántos splits se habían vendido durante su mandato. Este diario lo ignoraba con holgura, se le espetó una cifra millonaria. Sin tomar aire, Kirchner estimó cuántos habrían sido adquiridos por gentes de clase alta o media alta. Los restó del total y concluyó que tantísimos hogares de clase media baja o trabajadora habían tenido por primera vez un aparato de aire acondicionado en su casa en el transcurso de su gobierno. Multiplicó la cifra por cuatro o cinco (familia tipo) y remató: “Millones de personas que por primera vez no se mueren de calor en verano. ¿Y sabe cuánto pagan de electricidad?” Eso sí era público, muy poco. “Por eso, porque hay millones de laburantes que viven mejor, tenemos tanto apoyo”, se solazó. Y, en su salsa, agregó su pizca confrontativa: “Y por eso hay tantos que nos detestan”.

Kirchner era así. Minucioso e hiperactivo. Infatigable para hacer el mal, podrán decir sus enemigos, pero infatigable al fin y al cabo. Y recién pude apreciar esa cualidad suya después de su muerte.

Hay una última cosa que quiero contar sobre el 27 de octubre, y que sé que parecerá paradójica tomando en cuenta que al arrancar este post dije que nunca sentí simpatía por Kirchner. Como mencioné arriba, la noticia de la muerte de Kirchner no me sorprendió, y conservé la calma durante gran parte del día. Esa calma me duró hasta que, a la noche, comenzó la emisión especial de 678. Cuando comenzó a sonar la canción Llegaremos a tiempo, de Rosana, intercalándola con imágenes y filmaciones de distintos momentos de la meteórica carrera de Kirchner, no pude evitar que se me llenaran de lágrimas los ojos, y me costó mucho ocultárselas a uno de mis hermanos, que estaba viendo el programa conmigo. Como podrán ver en el video de arriba, esa apertura fue un excelente trabajo de edición. Todavía me emociono un poco cuando vuelvo a verla.

Eso es todo. No se me ocurre qué más decir.

Anuncios
Deja un comentario

6 comentarios

  1. Como siempre Martin un excelente post! Te entiendo perfectamente, Néstor tenía esa cosa que provocaba amor y odio y muchos que apoyaban sus decisiones políticas no lo querían tanto, pero creo que despues de su muerte se lo llegó a querer y a comprender muchísimo más… parece que no aprendiesemos, valoramos a muchos grandes cuando ya no podemos tenerlos…

    Hacía dos meses que no tenía en cuenta que el 27 había fallecido Néstor. Siempre me acordaba o encontraba algún articulo en algún recovejo de la web que me lo recordaba. Pero desde el 27 de febrero me olvidé de la casualidad. Ese día falleció mi bis abuela, una de las personas más importantes de mi vida y ese hecho tan doloroso hizo que me olvidara de la política y de cualquier tipo de cosa. Recién, al leer esto me di cuenta de la “terrible” casualidad y estando muy triste me puse a reflexionar, yo tampoco lo quería a Néstor, yo no era kirchnerista, no apoyaba al gobierno de Cristina y seguramente en más de una oportunidad le dije a mi abuela Maria que eran un mal gobierno y que hacian todo mal.
    Sin embargo hace un año empecé a mirar distinto, empecé a ver posibilidades de igualdad, posibilidades de cambio y empecé a aplaudir, a estar de acuerdo con las medidas del gobierno. De hecho, una semana antes de la muerte de Néstor escribí una nota para la facu donde lo ponía a Néstor como el futuro presidente, creo que fue por eso que me pegó tanto enterarme de su muerte. Ese día estube pegada al tele no lo podía creer, estaba shokeada, es más me acuerdo que ese día mi hermana me despertó dandome la noticia y que inmediatamente salté de la cama y prendí TN porque no lo creía…
    Distinto fue en febrero, ahí ya me lo esperaba, sabía que iba a pasar alguna vez pero en ese caso mi reaccion tambien fue saltar de la cama, solo que no prendi la tele y me largué a llorar.
    Hoy pienso en los dos y salvando las distancias, obvio, me arrepiento de algunas cosas. Me arrepiento de no haber reconocido nunca que Néstor fue un gran mandatario y un gran político, me arrepiento de no haberlo apoyado antes y de darme cuenta demasiado tarde. Me arrepiento que entre todas las charlas y todos los mates nunca le conté a mi abuela lo que pensaba y que hoy, ahora que soy la zurdita sin causa de la familia me gustaría saber qué opinaría ella…

    No sé porqué, ni de donde salió todo esto. Tampoco sé porque se me dió por escribir esto acá. Pero muchísimas gracias por el espacio. Un abrazo.

    Responder
    • Lamento mucho lo de tu bisabuela 😦
      En cuanto a lo de tu cambio de postura, creo que deberías alegrarte de que ese cambio no fue tan tardío como el de otros. Pensá en todos los que fueron opositores al primer peronismo, apoyaron el golpe contra el pobre Illia o el golpe del ’76, y recién comprendieron que habían estado equivocados muchos años después, cuando era demasiado tarde. Imaginate si hubieras entendido al kirchnerismo recién cuando él, como fenómeno político, ya estuviera agotado (porque se va a agotar, esperemos que más tarde que temprano). ¿No lamentarías mucho más el no haber podido aportar nunca tu granito de arena al kirchnerismo?
      Abrazo.

      Responder
  2. Sebastian

     /  Miércoles, abril 27, 2011

    Martín,
    si no me equivoco el conflicto docente que destrabó apenas asumir fue en Entre Ríos, no en Corrientes.

    Abrazo

    Responder
  3. Si, es cierto. Al menos hoy se que puedo aportarle algo a este cambio. Ojala se termine enn muucho tiempo…

    Responder
  4. Un par de comentarios.

    En el marco de la acostumbrada liviandad para comparar con la década noventista haciendo como de que estos muchachos no tuvieron nada que ver, es por lo menos interesante la comparación en términos de qué hacían con su tiempo cotidiano los presis -aunque sin dudas completamente ridícula.
    Digamos de todas formas que si vamos a hablar de las “ventajas” del poder en general, al lado de la corrupción, el enriquecimiento y los testaferros de NK, Mendez es un nene de pecho. Ahora, respecto al uso del tiempo, es interesante lo del Olivos polideportivo, porque me recuerda a los cotidianos fulbachos que organizaba Néstor Kirchner (hasta último momento, vaya que no era perezoso eh! tal vez sería porque confiaba su salud al exclusivo Sanatorio Los Arcos y no a la paupérrima salud pública), con posterior asado y demás -por supuesto, siguiendo la costumbre familiar, ahora se realizan con Máximo (siempre y cuando el manejo de las finanzas familiares le permita el tiempo). Y de los viajes no hablemos, no, pero por favor no hablemos, ni de los viajes al exterior (bueno, acá debo decirte que tengo más frescos los viajes de Cristina, no sólo yendo de acá para allá todo el tiempo, como los 24 días de viajes de campaña electoral internacional en 2007 gastando 8 millones del Estado -lo que en una causa judicial el amigazo Oyarbide consideró que estaba bien x ser la primera dama-, sino otrascositas lindas como esta “Cristina Fernández mantuvo un encuentro con la esposa del Presidente de Egipto, Suzanne Mubarack, comprometida activista por los derechos de la mujer”¡te mando un abrazo Cris!), ni tampoco de los innumerables “retiros” en El Calafate durante todo el año tomándose días a lo pavote.
    Jamás fue perezoso. Comparto: sin dudas que fue un vivo bárbaro. Por supuesto que tampoco Menem cuando se iba a sacar la foto con artistas o tal que otra cosa -incluso la determinación de roles en su gabinete (pero es muy gracioso el hecho de marcar el involucramiento personal como una virtud en vez de ver la debilidad del proyecto político)-, al igual que los K, no lo hacía por perezoso, sino por ser un tipo muy vivo. Me viene a la mente cuando ocurrió la Masacre de Cromañón. Se quedaron en El Calafate ¡para qué se iban a molestar! (obvio, el cálculo, acá no era hacer demagogia como Solucionator sino poner la cara y meterse en la crisis política en ciernes; también me viene a la mente que lo pusieron a Juan José Álvarez, que volvió a las andanzas K luego de convertirse en diputado por el PRO -lo más gracioso de todo el asunto son las volteretas de Justificator Verbitsky).
    Paso a la anécdota de Entre Ríos. Muy bueno che, parece el cruce de la cordillera. “Néstor y un puñadito cambiaron la historia”. (El blablabla del forro de Filmus muy interesante -lo de la hoja en blanco me recuerda a cuando Bendini descolgó una foto de Videla, porque avisados del descuelgue, los milicos se guardaron el retrato; perdón por las ramas pero amo los árboles (?): el jefe del ejército Bendini luego renunció por corrupción en Río Gallegos, lo pusieron a Pozzi que tiene sus denuncias tambien, y hace unos meses pusieron por voto del senado como capo de Inteligencia militar al ex carapintada y ex batallón 601, Milani, otro muchacho que vio la luz y se hizo nac&pop, no?)
    Lo que no dice es que la victoria docente no se logró porque NK aflojó sus bolsillos, sino porque logró algo que a la provincia se le negaba xq los docentes venían rechazando la Ley Federal (sí, esa ley menemista que redacto Filmus): un préstamo del Banco Mundial, qué popular!! (ver http://archivo.po.org.ar/po/po802/victoria.htm y lo que se cita allí http://edant.clarin.com/diario/2003/05/28/p-01001.htm y http://www.lanacion.com.ar/499359-retoman-las-clases-160000-alumnos).
    Por supuesto que podrías contar muchas más anécdotas del área, como cuando, entre tantas linduras, militarizó las escuelas de Santa Cruz en esa gran huelga popular de 2007… pero por supuesto, la victoria docente seguro que fue un logro del gobierno. Y buenísimo lo de hora con es de poner a sustitutos de maestros (¡perfectirijillo Flanders!), te imaginás si Macri hiciera eso lo que le dirían…? Bueh, a seguir comiendo vidrio de colores…

    Para terminar, la única verdad es la realidad: estos 8 años han sido una edad de oro para el capital, con tasas de ganancia récord y una participación de la masa salarial que no llega ni a los niveles de una década atrás como lo muestra cualquier estudio económico medianamente serio, hasta sectores kirchneristas como el CENDA de Kicillof o Basualdo del yaskysmo. Luego de un período de cierta recomposición, los últimos años directamente pepepepepé: http://i.imgur.com/zn7Hi.gif
    No sorprende, claro, es “el modelo”. Después de todo, quien dijo que la tasa de ganancia es lo primero -o lo segundo te concedo, primero proteger a la famiglia- fue, nunca menos, Néstor Kirchner: “A mayor rentabilidad empresaria va a haber mayor crecimiento del poder adquisitivo de los trabajadores” -de nuevo, si Macri hubiera expuesto esta neoliberal teoría del derrame, no me quiero imaginar lo que… ah, ah, pará, Mauricio eh, con Franco no jodamos porque es amigo…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: