Sobre lo de #Sarloen678

La participación de Beatriz Sarlo en 678 anoche fue probablemente uno de los hitos de la televisión política de este año. Yo me enteré que ella iba a asistir al programa gracias, paradójicamente, al bloguero más antikirchnerista que conozco, Quintín, quien publicó ayer una carta abierta a Sarlo pidiéndole que no fuera. Luego publicó una entrada en la que, tras ver el programa, confirmaba la opinión manifestada previamente. Para Quintín, aceptando la invitación Sarlo daba cierta legitimación a un programa televisivo que él considera orwelliano, autoritario, gangsteril, repugnante, energúmeno, macartista y “un monumento a la transgresión de los valores republicanos desde el propio Estado”.

Por otro lado, aparentemente en Twitter la aparición de Sarlo en la —Quintín dixit— cloaca de macartismo causó furor. El hashtag #Sarloen678, que da título a esta entrada, es el más usado por lxs twitterxs argentinxs por estas horas. Es una pena que cuando emitieron 678 a las 21, por algún motivo yo no podía acceder a Twitter, pues me habría encantado poder leer desde mi notebook las reacciones de lxs twitterxs mientras miraba el programa. Solo pude entrar a la madrugada, cuando estaban repitiéndolo.

Sarlo es una intelectual desconcertante. Parece experimentar una mezcla de rechazo y fascinación por el fenómeno kirchnerista, lo cual hace que reciba críticas desde las dos veredas. Pero me interesa más hablar del programa de anoche que de las posturas de Sarlo, sobre las cuales otrxs bloguerxs más inteligentes que yo ya han escrito.

  • Este programa me recordó mucho a aquel otro, el año pasado, en el cual estuvo presente como invitado estrella Néstor Kirchner. Los informes fueron muy pocos, y el mayor interés —tanto del público como de la producción— estaba puesto en los intercambios entre Sarlo y lxs demás invitados y panelistas.
  • Como bien dice Quintín en su segundo post, las críticas concretas de Sarlo al gobierno fueron bastante livianas (solo manifestó que no estaba de acuerdo con la forma en que CFK eligió a dedo a Daniel Filmus y Carlos Tomada como candidatos a jefe y vicejefe de Gobierno de la CABA). El mayor debate —que debe haber ocupado la primera hora del programa— giró en torno a los medios de comunicación.
  • Gabriel Mariotto me parece un cuadro muy valioso. Tiene un amplio conocimiento técnico de los medios de comunicación y de la legislación que los regula, y merece ocupar el puesto que ocupa en AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, organismo que reemplazó al viejo COMFER de la anterior ley de Radiodifusión de Videla y Viola). Pero lamento decir que su participación en el debate fue lamentable. Mariotto no hacía más que lanzar consignas —consignas que pueden sonar interesantes y atractivas dichas frente a un auditorio de militantes, pero que poco podían impresionar a Sarlo—, y al cabo de un rato sus intervenciones eran hastiantes.
  • Nora Veiras, Sandra Russo y, sobre todo, Ricardo Forster sí supieron debatir correctamente con Sarlo. Y el “¡Conmigo no!” que le lanzó a Osvaldo Barone cuando él quiso interpelarla por su trabajo para La Nación y Viva, para luego recordar su trabajo como director del diario menemista Extra en los años ’90, fue lapidario.
Anuncios
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Francisco

     /  Miércoles, mayo 25, 2011

    Coincido con Quintin. El programa de anoche sirvió para legitimar un poco a este engendro. Hoy van a volver con los informes canallas, y Sarlo habrá sido olvidada.

    Por lo menos se demostró que el panel está pintado. Creo que Gabito no se animó a abrir la boca y en Sandra Russo se notó una arrogancia y enojo abrumador. Foster tampoco estuvo bien, decir que el juicio a las juntas fue simbólico es casi un papelón. Norita si estuvo bien.

    Pero el peor fue Mariotto. No puede ser que el funcionario responsable de bajar la linea K en todos los medios K, se atreva a intentar escrachar en público a una periodista. El no seas insolente pasa a la historia como el conmigo no, Barone.

    Y a Barone, denle una AUH. Creo que el viejito gaga no se acuerda de su paso por el Monopolio durante la dictadura. Ni siquiera lo menciona en su CV.

    Responder
  2. Para mí los 6, 7, 8 fueron patéticos: ni Russo ni Veiras estuvieron bien. Menos Forster que apenas insinuó un ejemplo del libro de Sarlo la autora le dijo que estaba leyendo mal o parcialmente la cita (por lo de los políticos “mediáticos” que, dijo, no era tanto por NK sino por De Narváez, etc.).
    Patético Marioto discutiendo con… nadie. Sólo alabando la nueva “era K”, etc.

    Y Sarlo, bueno… ya sabemos quién y cómo es: una “socialdemócrata” que sólo podría vivir en Europa tranquila (digo: en una Europa pre 2008, sin crisis económica brutal, sin ajustes ni movilizaciones y crisis políticas). Se dice “independiente”(?).

    Saludos,
    DP

    Responder
  3. Mariana

     /  Jueves, mayo 26, 2011

    El programa del martes me pareció extraordinario. Aclaro: no me gusta para nada 6, 7,8, coincido en general con las críticas que hizo Sarlo de los informes: descontextualizar las frases también es un modo muy serio de manipulación de la información. Lo que rescato es que este tipo de debates – sobre todo las reflexiones acerca de los medios de comunicación – se produzcan en la television abierta. Cuando digo debate me refiero, claro está al de Sarlo con Forster y Veiras; la participación de Russo, Mariotto y Barone me pareció patética, lo único que hicieron fue expresar testarudamente una adhesión al gobierno que ya conocemos y que no aporta nada nuevo ni útil.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: