Derechos humanos: los antecedentes de los Kirchner

Este video, que comenzó a difundirse por los blogs y las redes sociales, es el último capítulo en un debate de larga data sobre el “uso político de los DD.HH.” por parte del gobierno de los Kirchner. La discusión parecería girar siempre en torno a lo mismo: Néstor y Cristina Kirchner, antes de acceder al poder nacional en 2003, jamás se preocuparon por las violaciones a los DD.HH. cometidas durante la última dictadura militar (1976-1983), y por lo tanto toda su política de impulsar el juicio y castigo a los culpables queda manchada y corrompida por el oportunismo político de la pareja presidencial.

Al margen de lo que muestra el video, que creo que es más que contundente, hay algo que quiero señalar. Aún si los antecedentes de los Kirchner en ese terreno fueran totalmente indefendibles, seguiría sin importarme. Para decirlo sin eufemismos, me chupa soberanamente un huevo que los Kirchner se hayan rajado a Santa Cruz en cuanto las cosas en La Plata se pusieron pesadas en vez de quedarse a militar, me chupa un huevo que durante los años de plomo se hayan dedicado a enriquecerse con la circular 1.050 de José Martínez de Hoz, y me chupa un huevo que durante la guerra de Malvinas —cuando casi toda la clase política se alineó sin disidencias con la dictadura— Néstor haya compartido un acto con los militares en Río Gallegos.

Los antecedentes de los Kirchner son lo menos importante. Sinceramente, prefiero a gente como los Kirchner, que, teniendo antecedentes endebles en materia de DD.HH. antes de ganar la Presidencia, nos dieron luego la agradable sorpresa de anular las leyes del Perdón y permitir la reapertura de los juicios a los genocidas, que a gente como Raúl Alfonsín y Carlos Menem, que teniendo antecedentes “impecables” —Alfonsín fue uno de los pocos dirigentes políticos importantes que colaboró con los organismos de DD.HH. durante la dictadura, como bien recordó Graciela Fernández Meijide en su funeral, y Menem fue encarcelado por los militares apenas se produjo el golpe, permaneciendo en libertad vigilada casi hasta que terminó el gobierno de facto— defraudaron absolutamente todas las expectativas; Alfonsín, dejando libres a miles de criminales con sus leyes de Punto Final y Obediencia Debida y Menem liberando a los pocos genocidas que estaban presos con sus indultos. Me quedo con el “oportunismo” de los Kirchner antes que con la traición de Alfonsín.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: