Mayoría absoluta

Diez millones trescientos sesenta y tres mil trescientos diecinueve votos. El 50,07% de la totalidad de los sufragios emitidos, en una elección de la cual participó más del 70% del padrón electoral. Los resultados de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) son contundentes. A menos que ocurra alguna calamidad súbita e inimaginable —algo que sea para el kirchnerismo lo que los atentados de Al Qaeda en Madrid en 2004 significaron para el PP español—, Cristina Fernández de Kirchner será reelecta en los comicios de octubre, y habrá una tercera presidencia kirchnerista. Sería la primera vez desde 1930 que un mismo espacio político gana —sin fraudes ni proscripciones de por medio— tres elecciones presidenciales consecutivas (el único otro caso fue el yrigoyenismo, que triunfó en las elecciones de 1916, 1922 y 1928 y solo pudo ser desalojado del poder con un golpe de Estado).

Si se lee el post que escribí la noche antes de las elecciones, se nota claramente que yo no quería arriesgar pronósticos sobre cómo le iba a ir a CFK. Mi mayor temor era que CFK sacara una cifra cercana al 38%, con lo cual los opositores, aún obteniendo resultados paupérrimos (como los que terminaron teniendo), podrían enfrentarla en segunda vuelta, en caso de repetirse el resultado en octubre. Cuando se cerró el comicio a las 18, muchos medios fueron difundiendo los resultados de encuestas en bocas de urna que señalaban lo que ya todos sabían, que CFK era la más votada, pero también dejaban entrever que había una diferencia importante entre ella y todos sus competidores. Cuando horas más tarde se dieron a conocer los primeros resultados, que ya marcaban un 49% del FpV, mi primera reacción —aparte de quedarme literalmente boquiabierto frente a la pantalla del TV— fue pensar que los números debían provenir de las mesas del Conurbano o de algún otro lugar del país en donde el kirchnerismo estaba mejor posicionado, y que cuando llegaran más cifras la proporción de votos favorecería a los opositores. Y si bien en un momento la cantidad de votos de CFK descendió al 48%, luego subió al 50 y se mantuvo así toda la noche. Así que, como verán, lo ocurrido superó todas mis expectativas.

Convencidos de que no hay manera de disimular que los candidatos opositores a la presidencia fueron aplastados y son casi irrecuperables, ahora algunos dirigentes y periodistas están tratando de vender la idea de que los votantes de CFK deberían cortar boleta para favorecer a las listas de candidatos opositores al Congreso. Plantean que el gobierno de CFK necesita ser controlado por un “parlamento independiente” —por cierto, ¿cuándo se van a dar cuenta de que en Argentina no existe ningún “parlamento”? La Constitución habla de Congreso solamente— para evitar que caiga en una supuesta tentación “autoritaria”. Nadie lo expuso más claramente que Javier González Fraga, el propio candidato a vicepresidente de Ricardito Alfonsín:

“Yo tengo demasiado poco tiempo de político y todavía no desarrolle esa costumbre de creer siempre que uno va a ganar”, expresó, y destacó que “si el Gobierno va a contar con la reelección que por lo menos tenga un Parlamento que lo controle”.

Para González Fraga, la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “con control y transparencia a lo mejor es un modelo aceptable”.

Se trata de un mensaje absolutamente ridículo por dos motivos:

  1. Si se repiten los resultados de las PASO en octubre, el kirchnerismo no tendrá el control absoluto del Congreso. Aún las predicciones más optimistas señalan que el oficialismo pasaría a tener 125 bancas en la Cámara de Diputados (o sea, cuatro menos de las necesarias para conseguir quórum propio) y conservaría su mayoría en el Senado. Es decir que, si bien el kirchnerismo quedaría en una posición más ventajosa, de ningún modo va a producirse un “copamiento” de las Cámaras por legisladores oficialistas.
  2. Durante los últimos dos años hemos tenido un “parlamento independiente”. Y fue uno de los períodos legislativos más mediocres desde 1983. La única ley realmente importante y transformadora que se aprobó desde diciembre de 2009 ha sido la de matrimonio igualitario; también se aprobaron varias otras leyes positivas, pero pocas se pueden comparar con las que fueron tratadas por el Congreso en aquellos años de 2003-2009 en que, según el relato opositor, funcionó como una “escribanía” del Poder Ejecutivo. Este “parlamento independiente” es el que se rehusó a aprobarle el Presupuesto 2011 a CFK, rompiendo con todos los precedentes. De todos los proyectos que los opositores prometieron durante la campaña electoral de 2009 que se impulsarían, solo uno logró ser aprobado: el demencial 82% móvil de las jubilaciones, que no preveía ninguna fuente de financiamiento y que fue correctamente vetado por CFK. Todo esto demuestra que un Congreso con mayoría opositora es un Congreso inactivo e ineficaz.

Así que espero que no mucha gente se compre ese verso del “parlamento independiente” y voten la boleta completa de CFK. Y que en octubre siga el baile a los opositores 😀

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. Así debería ser, si la mayoría es de un partido, ese partido debería ganar.

    En mi país ahora se ha dado la nueva moda de la venta de voto y se logro aquello de “divide y vencerás”.

    Particularmente estoy completamente decepcionada, sobre todo de mi partido (los comprados), que por primera vez en la historia, han sacado los trapos fuera de la casa y de allí al “divorcio”. Vamos a ver hasta donde se estira el billete del “inversionista” y hasta donde puede llegar el oportunismo.

    Lastimosamente, mientras tanto, quedamos a expensas de aquellos que alguna vez criticaron a los nuestros y que luego de haberlos comprado, ahora son íntimos.

    Tocara redoblar las oraciones para que esto no se les salga de las manos, porque están demasiado o ocupados repartiendo el pastel como para darse cuenta de las alarmas ensordecedoras que están por enloquecernos.

    Así pues, me alegro que las cosas sean mas claras por otros lados.

    Felicidades.

    P.s. Me disculpo por empañar la fiesta con comentarios ajenos y gracias por escuchar 🙂

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: