Lo que ha muerto no puede morir… sino que volverá en 2013 (crítica de la 2ª temporada de “Game of Thrones”)

Desde que empezaron a emitir los episodios de la 2ª temporada de Game of Thrones yo tenía la intención de ir escribiendo un post semanal sobre cada uno, pero me resultó imposible. Ahora que ha pasado una semana desde que estrenaron el último episodio de la temporada, Valar Morghulis (por cierto, siempre que yo leía esas palabras en los libros, creía que “Valar” se pronunciaba poniendo el acento en la segunda “a” en vez de la primera, pero veo que estaba equivocado), creo que es hora de ponerme a analizar la historia más globalmente.

La experiencia de ver esta 2ª temporada ha sido muy diferente de la que tuve viendo la 1ª, porque en 2011, cuando empecé a mirar la serie, aún no había leído los libros (recién para cuando llegué al 7° episodio, Ganas o mueres, empecé a leer Juego de Tronos en PDF, y para cuando estrenaron el 9°, Baelor, yo ya había terminado la novela). Así que el año pasado yo vi la mayor parte de los episodios evaluando a Game of Thrones exclusivamente como una serie de TV y no como una adaptación del libro a la pantalla chica. Mis expectativas, pues, eran más modestas.

Habiendo leído ya los cinco libros publicados de la saga de Canción de Hielo y Fuego (y esperando con ansias el sexto, Los Vientos de Invierno), la 2ª temporada presentaba otro interés para mí. Ya no quería saber qué ocurriría con los personajes, sino cómo lo mostrarían. Y el resultado final fue… agridulce.

Empecemos hablando de lo bueno que tuvo la temporada:

  • Tyrion Lannister. La trama de Tyrion en Desembarco del Rey estuvo entre lo mejor de la 2ª temporada, no solo por el talento actoral de Peter Dinklage y de los otros actores con quienes interactuó, como Lena Headey, Conleth Hill (Varys), Jerome Flynn (Bronn), Eugene Simon (Lancel Lannister) e incluso, pese a que solo tuvieron dos o tres escenas en la temporada, Dominic Carter (Janos Slynt) y Roy Dotrice (Hallyne), sino porque fue la que más se apegó a la trama de Choque de Reyes. Además, cuando se apartó del canon (por ejemplo, cuando reemplazó al personaje de Alayaya por Ros en el 8° episodio) lo hizo para no volver la historia innecesariamente complicada. Y no hace falta que alabe la genial batalla del Aguasnegras, en el 9° episodio.
  • Sansa Stark. Las “aventuras” de Sansa en la corte de Joffrey también fueron muy buenas. Sophie Turner logró mostrar muy bien cómo se está sintiendo Sansa al estar atrapada en Desembarco del Rey, rodeada por los enemigos de su familia y sin saber en quién puede confiar. Y sus interacciones con Shae (el hecho de que hayan decidido apartarse del canon para que la prostituta de Tyrion sea su camarera en la 2ª temporada en lugar de esperar a la 3ª fue otra buena decisión de los guionistas) y con Cersei fueron brillantes.
  • Theon Greyjoy. Alfie Allen fue una de las sorpresas más agradables de la 2ª temporada. Los que habíamos leído los libros sabíamos que interpretar las escenas de Theon sería un desafío, y Allen estuvo a la altura en todo momento. Incluso diría que su actuación fue superior a la de Peter Dinklage, porque Allen tuvo que mostrarnos no a un personaje carismático e inteligente como Tyrion sino a alguien débil, inseguro, vanidoso y atormentado por lealtades cruzadas hacia su familia biológica y su familia “adoptiva”. Sus mejores momentos fueron dos: cuando, en Pyke, decide volverse contra los Stark, quemando la carta que iba a enviar a Robb y siendo rebautizado en la fe del Dios Ahogado, y cuando, habiendo tomado Invernalia, debe ejecutar a Rodrik Cassel; aunque en esta escena todos los actores estuvieron sublimes, en especial Isaac Hempstead-Wright (Bran Stark), y la musicalización fue espectacular.
  • Arya Stark. Las interacciones de Maisie Williams con Yoren, Tywin Lannister y Jaqen H’ghar estuvieron entre las mejores de la temporada, pese a que el diálogo entre Arya y Yoren que aparece en el 3° episodio de la serie fue inventado íntegramente por los guionistas, así como todas las escenas entre Tywin y Arya en Harrenhal (en los libros ella jamás habla con el patriarca de los Lannister). El que hayan decidido omitir toda la historia de Arya utilizando a Jaqen para lograr que Harrenhal caiga en manos de los hombres de Robb no me pareció mal, pues habría sido difícil que los televidentes comprendieran por qué Arya no le revela su identidad a Roose Bolton, sabiendo que es uno de los banderizos de su hermano (algo que es dificil de entender incluso para los lectores del libro).
  • Davos Seaworth. La gran mayoría de las escenas de Davos, Melisandre y Stannis han sido correctamente adaptadas del libro a la pantalla. Cuando se apartaron del canon —mostrando con pelos y señales que Stannis y su hechicera son amantes, por ejemplo—, en realidad se limitaron a ser más explícitos en donde el libro era ambiguo (lo mismo que en la temporada pasada con la relación entre Renly Baratheon y Loras Tyrell). Carice Van Houten es una Melisandre estupenda, manifestando un fanatismo y un poderío inquietantes, así como —en el último episodio—, cierta incertidumbre y temor que logra ocultarle a Stannis pero que los espectadores podemos percibir.

Ahora, lo que no me gustó:

  • Meñique. Los guionistas casi han arruinado al personaje. Yo creo que se debe al talento de Aidan Guillen en la 1ª temporada —en la que el 90% de sus escenas aparecían también en el libro— y su consiguiente popularidad entre los fans. Los guionistas estaban presionados para que hicieran aparecer al personaje con más frecuencia y obedecieron las órdenes de los powers that be de la peor manera: haciendo que Meñique solo aparezca en pantalla para revelar sus secretos frente a otros personajes. En el 1° episodio le revela a Cersei que sabe de su incesto con Jaime, y casi es ejecutado por ello. En el 4° episodio hace un increíblemente torpe intento de seducir a Catelyn al mismo tiempo que le entrega los huesos de Ned (algo con lo que ironizan aquí). Y en el 10° episodio ¡le ofrece a Sansa ayudarla a volver a Invernalia! Los guionistas han transformado a uno de los personajes más enigmáticos de la saga, un hombre que está al nivel de Varys en cuanto a los secretos que maneja, en un idiota que se cree astuto. El Meñique de los libros se desayunaría al Meñique de la serie.
  • Robb Stark y “Talisa”. La decisión de hacer que Robb se enamore y se case no con Jeyne Westerling, como en los libros, sino con un personaje completamente nuevo, Talisa, fue una estupidez de principio a fin. De los personajes inventados, Talisa debe ser uno de los más insoportables. Es como la Poochie o la Jar Jar Binks de Game of Thrones. Y esto no es culpa de Oona Chaplin, que hace lo mejor que puede, sino del material que le dan. La mera existencia de esta noble de Volantis que un buen día decidió volverse médica y antiesclavista e irse a Poniente a amputar pies de heridos de guerra es inconcebible dentro del universo de Canción de Hielo y Fuego (en el cual existen mujeres fuertes, independientes y que se resisten a los convencionalismos de su género, pero cuyas situaciones son narradas con muchísimo más realismo). Ojalá los guionistas la maten pronto (y los que han leído el 3° libro sabrán que hay un momento muy oportuno para que se la carguen).
  • Daenerys Targaryen. Desde el momento en que Dany llega a las puertas de Qarth, su trama fue de mal en peor. Pero creo que la persona más apropiada para explicar en qué falló la historia de Dany en Qarth es Linda, de Westeros.org, así que les recomiendo mirar este video.

En síntesis, la 2ª temporada tuvo cosas que me gustaron mucho, pero mi opinión general sobre ella no es tan positiva como con la 1ª (lo cual, repito, quizá se deba al hecho de que he leído ya los libros y me doy cuenta enseguida cuando se apartan del canon). Yo espero que en la 3ª temporada los guionistas hagan lo posible por respetar la trama de los libros, lo cual no significa que deban incluir todo lo que ocurre en Tormenta de Espadas si modificar una coma, sino que, si se ven obligados a cambiar la historia, al menos conserven cierta coherencia de los personajes. Sigo estando muy interesado en ver la 3ª temporada, pero ese interés está ahora empañado de preocupación. ¿En qué pueden equivocarse ahora?

Anuncios
Deja un comentario

2 comentarios

  1. SPOILERS
    Yo opino que fue un terrible error cambiar a Jeyne Westerling por Talisa, y matarla así como así no es posible, dado que en los libros es ambiguo si Jeyne se embarazó de Robb y escapó con ayuda del tio de Lady Catelyn y fue cambiada por su hermana, si la matan eso mataría la trama del libro puesto que siguen la historia tan cerca como es posible.

    Responder
  2. Completamente de acuerdo en los pro y contras que has puesto, otro que estuvo super bien fue Sam, va despuntando para ser un gran protagonista en futuras temporadas, no me acaban de convencer los salvajes y los “otros”, los imaginaba diferente.
    Cercei mucho mejor su actuación y Joffrey, bueno espero con ansias su “destino”

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: