Algunas reflexiones sobre el #cacerolazo

  • Los cacerolazos comenzaron el mismo día en que Scioli aprobó el revalúo de los impuestos rurales en la provincia de Bs. As. Ese no es un dato menor: el cacerolazo surge, en mayor o menos medida, como una respuesta a la pretensión del Estado de apropiarse de parte de las ganancias de un sector que hacía mucho tiempo que venía beneficiándose de la negligencia de los sucesivos gobiernos bonaerenses.
  • Los caceroleros tienen una actitud destituyente que no pueden pilotear. En sus mensajes “orgánicos”, como este, insisten en que no quieren que CFK se vaya del gobierno antes de que finalice su mandato, pero muchísimos caceroleros “sueltos”, en sus momentos de fervor, claman por la renuncia de la “yegua”. Saben que no es políticamente correcto decirlo, pero es lo que desean y en ocasiones no pueden reprimirse.
  • Se sienten parte de una minoría silenciosa que mantiene “con su trabajo y sus impuestos” a una mayoría expresiva (el 54% que reeligió a CFK) de “vagos” que la votan por la AUH, las netbooks del Plan Conectar Igualdad o —un clásico del gorilismo argentino— “por el choripán”.
  • Lanata no es su líder, pero, en mayor o menor medida, los expresa. Su programa tiene una función importante como catalizador de su furia.
  • Su principal dificultad es que el formato del cacerolazo, como protesta, no puede sostenerse en el tiempo, al menos en Argentina. Un cacerolazo “exitoso” tiene que ser espontáneo (y el primer cacerolazo sin dudas lo fue, más allá del rol de las redes sociales), pero también debe ser multitudinario —no hace falta que señale que estos cacerolazos no lo son, incluso La Nación se vio forzado a admitirlo— y su efecto debe ser fulminante. Los cacerolazos deben tener un correlato político inmediato. Los cacerolazos de 2001 desencadenaron la caída del gobierno de De la Rúa en cuestión de días. Los cacerolazos de 2008 dejaron en claro inmediatamente que la clase media de los centros urbanos apoyaba a las patronales agropecuarias, y dejaron al gobierno muy debilitado. Los cacerolazos de 2012… hicieron que el gobierno decidiera difundir la noticia de la renuncia de su candidato a Procurador General un día antes de lo previsto. Ese fue su contundente impacto político.
Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. 5) en mi opinion, el cacerolazo de ayer era demasiado apurado. Debemos dejar un poco de tiempo al gobierno para contestar. 2) es normal que exista una diferencia entre una reaccion emocional y la accion reflexionada.

    Creo que lo que falta ahora es una mejor coordinacion de los reclamos. Por ahora el mensaje es “no estamos contentos” mas unas generalidades (inseguridad, institucionalidad, etc.). Como podemos esperar una respuesta util si no decimos que queremos ?

    Existe un sitio/lugar para elaborar pedidos mas claros ?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: