Crítica del episodio 3×12 de The Walking Dead

Decidí que voy a empezar a traducir las reseñas de Alan Sepinwall de los nuevos episodios de The Walking Dead, así como de otras series que me gustan, como Mad Men Game of Thrones, y a publicarlas acá. Sepinwall es uno de mis críticos preferidos, y mi “ritual” luego de ver un episodio nuevo de alguna de esas tres series es leer sus artículos al respecto.

[ADVERTENCIA: SPOILERS A CONTINUACIÓN]

“Los débiles heredarán la tierra”

“Él no era así entonces”  Rick

Hemos tenido 30 episodios de The Walking Dead antes de “Despejado”, y el piloto de la serie continúa siendo, de lejos, el mejor de todos. Mucho de eso se debe a la sensación de fuerza contenida del piloto, que prefiere transmitirnos una sensación de terror cada vez más intensa en lugar de la acción espectacular y la caracterización incoherente del resto de la serie. Y mucho de eso también se debe a la presencia de Lennie James como Morgan, cuya actuación —con el debido respeto al buen trabajo que Andrew Lincoln, Norman Reedus y otros han hecho en los últimos tres años— sigue siendo la más inolvidable de la serie. El programa ha hecho buenos episodios desde entonces, y a veces episodios excelentes, pero el piloto era algo especial.

“Despejado” (*) finalmente trae a Rick de vuelta a su pueblo natal, y de vuelta a la órbita de Morgan. Y, apropiadamente, también trae de vuelta la atmósfera tranquila pero inquietante del piloto, convirtiéndose en el mejor episodio hasta ahora de la 3ª temporada y uno de los mejores de toda la serie.

* Escrito por Scott M. Gimple, quien reemplazará a Glen Mazzara como productor ejecutivo en la 4ª temporada. El guión es definitivamente una señal prometedora de lo que está por venor, aunque mucho de lo que hace tan bueno a “Despejado” no puede repetirse todas las semanas a menos que a Gimple le permitan convertir a The Walking Dead en un programa completamente diferente (y probablemente menos comercialmente exitoso).

Como el piloto, “Despejado” es un episodio muy austero. Solo hay tres personajes principales, además de Morgan, y solo un par de escenas de acción menores (y varios momentos de combate contra los zombies de hecho tienen lugar off-camera). No nos distraemos con el Gobernador o con Andrea o con muchos de los personajes y tramas más problemáticos de esta temporada —y la única que está presente finalmente recibe un poco de caracterización que necesitaba desesperadamente (mucha más caracterización, y más diálogo, que en todas sus apariciones previas) para explicar por qué el resto del grupo podría optar por permitir que Michonne permanezca junto a ellos en el largo plazo.

Y sin todas las distracciones habituales, “Despejado” es simplemente un estudio devastador de las personalidades de estos dos hombres que conocimos al comienzo de la serie, y de en qué se han convertido desde que se separaron.

El Rick de la 1ª temporada es un hombre que se hubiera detenido para ayudar al hombre que hacía dedo en la ruta; el Rick de la 3ª temporada es el hombre que continúa manejando lejos del pobre tipo, y a quien solo le importan las provisiones que hay en su mochila. Hemos visto cada paso que lo llevó a convertirse en ese hombre.

Morgan, por su parte, ha estado desaparecido durante todo este tiempo. Todo lo que sabemos de él es lo que vemos en sus circunstancias y comportamiento actuales, y lo que él le cuenta a Rick. Pero las circunstancias —las trampas para walkers que son efectivas y perturbadoras a la vez, el graffiti omnipresente (incluyendo “Duane se convirtió”) y las armas que tiene acumuladas— y la actuación de James son todo lo que necesitamos para comprender la horrible experiencia a la que este hombre que no tuvo la relativa buena suerte de Rick Grimes y que tiene la astucia para mantenerse con vida pero no la fortaleza para poner fin a su propio sufrimiento, ha sido sometido. (**)

** Habiendo dicho eso, a mí me hubiera encantado ver una versión alternativa de The Walking Dead —o quizá una spin-off paralela— que siguiera a Morgan y Duane en vez de a Rick. Hubiera sido un programa más discreto, más psicológico y que hubiera causado más sufrimiento —y, como dije antes, un programa que probablemente no hubiera dado records de rating a AMC—, pero definitivamente tendría un material muy impactante.

Todo esto nos conduce al gran duelo actoral entre James y Lincoln, y otro recordatorio de la carga emocional gigantesca que tiene la vida en un Apocalipsis zombie. Tuvimos algo de eso en el 1º episodio de la actual temporada cuando vimos lo eficiente y a la vez desesperado que se había vuelto el grupo de Rick desde su estadía en la granja; poner a Rick y a Morgan juntos durante unas horas nos lo mostró con aún más eficacia, así como las escenas del principio y el final con el pobre autoestopista.

Aparte de ver a Michonne finalmente estableciendo un vínculo con un miembro del grupo, no hay nada en “Despejado” que vaya a tener un impacto significativo en la historia principal de esta temporada de la prisión versus Woodbury. Después de las últimas semanas, no obstante, no me hubiera molestado que este desvío de la historia en particular hubiera durado un episodio o dos más.

The Walking Dead es genial en sus escenas de acción y terror, pero muy desparejo en cuanto a sus tramas y la caracterización de sus personajes. En lo que nunca falla, cuando se lo propone, es en mostrar qué se sentiría ser un humano que respira, piensa y vive en un mundo gobernado por los muertos gimientes y hambrientos.

Un gran episodio, y un descanso muy bienvenido después de los dos anteriores.

Otras observaciones:

  • Repito que deberían haber dejado a Michonne hablar tanto como en este episodio más temprano en la temporada —aún cuando solo hubiera sido con Andrea, con quien llegó a establecer un sentimiento de confianza mutua en el intervalo entre la 2ª y la 3ª temporada—, pero más vale tarde que nunca.
  • La reacción de Carl tras dispararle a Morgan —especialmente cuando pensó que lo había matado— ayuda a establecer un poco del conflicto interno que ocurrirá cuando el grupo se enfrente a los hombres del Gobernador. Carl se ha vuelto muy capaz y práctico a la hora de matar walkers, pero matar a los vivos es algo completamente distinto.
  • Me alegró ver que Carl y Michonne trajeron un corralito en para L’il Asskicker en vez de una cuna propiamente dicha, que tendría que ser armada —y que, peor aún, que no sería posible transportar en el probable caso de que tengan que escapar de la prisión.
  • Por otro lado, ¿se supone que debemos creer que del enorme arsenal de Morgan, Rick & cía. solo se llevaron un bolso de mano lleno de cosas? Parece una tontería, dado el conflicto que se avecina.
Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Tienes razón en cuanto a como escribe el autor del post. :), de hecho, hasta me ha dado curiosidad y eso que lo único que he visto de esta serie es el nombre en el programa mientras paso los canales 😉

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: