Crítica del episodio 3×01 de Game of Thrones (para novatos)

GAME-OF-THRONES-Season-3-Cast-1La siguiente crítica de “Valar Dohaeris“, el 1° episodio de la 3ª temporada de Game of Thrones, fue escrita por Alan Sepinwall (cuyas reseñas de los últimos episodios de The Walking Dead he estado traduciendo en las últimas semanas). Sepinwall no ha leído los libros de Canción de Hielo y Fuego, por lo que su punto de vista es el de alguien que analiza a Game of Thrones solo como una serie de TV, lo cual le aporta bastante frescura a sus críticas. Es por eso que en el título está aclarado “Para novatos”, pues aquellos que no hayan leído los libros, o bien no hayan llegado a leer Tormenta de Espadas, pueden leer la crítica sin spoilearse.

[ADVERTENCIA: SPOILERS DEL EPISODIO 3×01 A CONTINUACIÓN]

Pese a que la manera similar a una guía turística en que Game of Thrones narra su historia puede a veces ser frustrante, es necesario, al comenzar una nueva temporada, recordar dónde estaba cada personaje, dónde se encuentran ahora y qué es lo que van a hacer durante los próximos 10 episodios. Con aún más personajes y lugares que antes, “Valar Dohaeris” está especialmente abarrotada, hasta el punto que Benioff y Weiss afirmaron al comienzo de la semana que tuvieron que sacar a varios personajes (Arya y Bran, por ejemplo) del 1° episodio, solo para que no se volviera demasiado agobiante.

Valar Dohaeris” —de manera bastante apropiada para el primer episodio de una nueva temporada— muestra a sus personajes tratando de reagruparse y recuperar sus fuerzas luego de sufrir varios percances en la temporada pasada. Jon Nieve debe impresionar a Mance Rayder para convertirse en un soldado y no en un ejecutado. Un Tyrion herido y amargado le pide a su padre lo que debería ser suyo por derecho de sucesión. Davos (que logró, de hecho, sobrevivir en “Aguasnegras”) regresa a Rocadragón con la esperanza de separar a Stannis de Melisandre. Sansa busca otra manera de escapar de Desembarco del Rey, cortesía de Meñique. Margaery hace una buena primera impresión en la gente pobre de Desembarco del Rey, y en el monstruo cobarde que es su prometido. Y la nueva nave de Dany echa anclas en la ciudad de Astapor, donde los mejores soldados disponibles para ella son los Inmaculados, 8 mil esclavos cuyas personalidades les han sido arrancadas por sus crueles amos.

La mayoría de las veces, los personajes pudieron así volver a irrumpir con fuerza en la serie. Incluso Jon Nieve, que fue tan tedioso durante la 2ª temporada, causó una buena impresión en su encuentro con Mance (*), presentando sus argumentos con tanta convicción que yo casi dudo de su verdadera lealtad en estos momentos. Jon es un gran creyente en los juramentos y el honor y esas cosas, pero ha tenido sus reservas sobre la Guardia de la Noche desde hace tiempo, y las cosas que ha visto más allá del Muro podrían ser suficientes para convertirlo en un traidor verdadero en vez de en un doble agente.

(*) Un rey que permanece en el fondo y permite que un subordinado más extrovertido le de la bienvenida a un recién llegado es un recurso familiar (incluso The Wire lo usó cuando conocimos al Griego), pero como sabía que Ciaran Hinds había sido incorporado al elenco como Mance, pude disfrutar viéndolo aparecer como un humilde observador de la llegada de Jon a la tienda.

Por el otro lado, Stannis y Davos fueron algunos de los personajes más decepcionantes de la 2ª temporada, y siguen siéndolo ahora. La manera en que hemos visto a Stannis hasta ahora —hay que recordar que no lo conocimos hasta después que cayera bajo el hechizo de Melisandre— es muy monótona, y la lealtad inquebrantable de Davos solo lo hace parecer ingenuo.

Pero los encuentros de Tyrion con su hermana y su padre fueron fantásticos, como cabía esperar. Pese a que me gustaría volver a ver a Tyrion en una posición de poder, para la consternación de quienes lo rodean, el desprecio que el resto de los Lannister sienten por él es tan visceral y está interpretado tan bien por los actores involucrados que ambas escenas fueron brillantes. Al ofrecerle mejores aposentos y otras recompensas por su labor en la batalla del Aguasnegras —y al no intentar asesinarlo— Tywin es en última instancia más justo con Tyrion que Cersei, pero lo mejor que Tyrion puede esperar recibir de este hombre es un respeto otorgado de muy, muy mala gana. A este punto, parece ser una cuestión del huevo y la gallina con la familia Lannister: Tywin odia tanto a su hijo enano que Tyrion prácticamente no tiene otra opción más que beber y andar con prostitutas, lo cual solo hace que Tywin lo odie más; hasta el punto en que la presencia de Shae en Desembarco del Rey lo ciega a las cosas buenas que Tyrion logró (entre otras, mantener a Joffrey bajo control) durante su período como Mano.

Y este es un comienzo mucho más prometedor para Dany que el que tuvo el año pasado. Por supuesto, está en una posición más fuerte ahora, con una nave, parte del tesoro de Xaro y dragones que están empezando a crecer y volar. Pero el año pasado todo parecía ser acerca de llevarla del Punto A al Punto B en el mapa, mientras que ahora ella está empezando a darse cuenta del costo de recuperar el trono de su familia.  El origen de los Inmaculados, tal y como fue descrito por su amo, es horrible, pero también parecen ser unos guerreros muy impresionantes, y como señaló Jorah, Dany los tratará mejor que cualquier otro comprador. Y no importa cómo consiga su ejército, ella deberá hacer que muchos, muchos hombres mueran en su nombre. Dany tiende a ser idealista, pero se está preparando para una batalla en la que ese idealismo será difícil de sostener.

El 1° episodio terminó con una escena que no me pareció demasiado emocionante, mostrando el regreso de Barristan Selmy, comandante de la guardia de Robert; de las demás escenas con las que hubiera podido finalizar el episodio (y dado que no podían mostrar dónde estaban los demás niños Stark) yo hubiera elegido la de Davos siendo enviado a las mazmorras o la de Tywin amenazando a Tyrion, pero en general, este fue un regreso satisfactorio a Poniente (y a sus regiones vecinas).

Otras observaciones:

  • La fabulosa secuencia de los créditos del comienzo ha regresado, con una nueva ubicación, Astapor, y una modificación en el aspecto de Invernalia, que ahora es una ruina humeante.
  • Me encantó la aparición casual del gigante trabajando en el campamento de Mance. En estos días, me imagino que requiere muy poco esfuerzo en cuanto a efectos especiales, pero nos reveló mucho acerca de lo diferentes que son las cosas más allá del Muro (y, cómo siempre, lo poco que sabe Jon Nieve sobre ellas).
  • Levanten la mano aquellos que hayan estado decepcionados porque la salida de Cersei evitó un duelo entre Bronn y sus guardias.
  • Me gustó mucho el intercambio entre Ros y Shae sobre lo lejos que ambas han llegado desde que empezaron (casualmente, ambas como “acompañantes” de Tyrion). Pese a que la serie utiliza demasiado a las prostitutas de Poniente para escenas de “sexposition“, estas dos se convirtieron en personajes verdaderos con posiciones de influencia (Ros como la mano derecha de Meñique, Shae como la amante de Tyrion y protectora de Sansa), y fue agradable ver sus caminos cruzarse.
Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: