Crítica del episodio 3×02 de Game of Thrones (para novatos)

Jaime y BrienneTraducción de la crítica de Alan Sepinwall de “Dark wings, dark words” (“Alas oscuras, palabras oscuras”), el 2° episodio de la 3ª temporada de Game of Thrones. El artículo NO contiene spoilers de los libros de Canción de Hielo y Fuego, porque su autor no los ha leído, así que aquellos que tampoco hayan leído las novelas o aún no hayan terminado de leer Tormenta de Espadas pueden leerlo sin spoilearse.

[ADVERTENCIA: SPOILERS DEL EPISODIO 3×02 A CONTINUACIÓN]

“Es un monstruo” — Sansa

 “Alas oscuras, palabras oscuras” comienza con Bran soñando con la primera vez que lo vimos en la serie —y una de las últimas en las que toda la familia Stark estuvo junta—, cuando estaba practicando tiro con arco y flecha. Incluso podemos oír la voz de Ned por un momento, lo cual parece apropiado para un episodio que, inusualmente, nos muestra a todos sus hijos (y también a Theon, que pasó casi toda su infancia en Invernalia). Si bien puede que estén dispersos a lo largo de Poniente, se recuerdan los unos a los otros, y también tienen las lecciones de su padre, que fue un muy buen hombre y sin embargo estaba pésimamente preparado para participar en el juego que los Lannister, los Tyrell y otros dominan a la perfección.

“Alas oscuras, palabras oscuras” no es un episodio donde se recreen las estupideces cometidas por Ned Stark, y algunos de los hijos de Ned están en mejores circunstancias que al final de la temporada pasada (Arya, por ejemplo, escapó de Harrenhal y está lejos de Tywin y la Montaña). Pero la mayoría son prisioneros de una manera u otra, y todos están rodeados de personas más experimentadas, sabias y despiadadas que ellos.

Bran y Rickon están lejos de las ruinas de Invernalia (*) con Hodor y Osha para protegerlos, pero no tienen idea de qué hacer aparte de dirigirse al Muro (sin darse cuenta, por supuesto, del lío que hay allí en estos momentos). Y ahora se han incorporado a su viaje los hermanos Reed, Jojen y Meera, que saben muchísimo más sobre lo que está sucediendo y adónde debe ir Bran ahora.

* La explicación que Robb recibió —que los hombres de Theon quemaron el lugar y mataron a todos antes de escapar—, ¿tiene sentido considerando lo que vimos al final de la última temporada? Sigo intrigado con esto. 

Arya se ha ido de Harrenhal y se dirige al campamento de Robb con Gendry y Pastel Caliente, pero tres chicos viajando solos por el campo siempre estarán a merced de los hombres poderosos; en especial cuando entre ellos está una de las fugitivas más buscadas de los Siete Reinos. Arya es valiente —pese a que su talento con la espada (en especial tomando en cuenta su tamaño) no está a la altura de su coraje—, pero Thoros de la Hermandad sin Estandartes (el grupo por el cual el torturador estaba metiendo ratas en baldes calientes en Harrenhal la temporada pasada) básicamente puede hacer lo que quiera con ella, sobre todo ahora que el Perro ha aparecido y la ha identificado.

Sin importar en qué bando esté ahora, Jon Nieve sigue pareciendo superado por las circunstancias como miembro del ejército de Mance Rayder, y Theon está muy ocupado siendo torturado por captores desconocidos, que buscan sacarle información que él no tiene. Sansa tiene a mucha gente —Meñique, Shae, Tyrion, Olenna y Margaery— expresando su interés en protegerla, pero solo parte de sus motivos son puros, y Sansa todavía es demasiado joven e ingenua como para saber en quién puede confiar. Si bien no parece que Olenna y Margaery quieran lastimarla, su encuentro con ellas muestra que están jugando al Juego de Tronos, y que Sansa es solo una pequeña pieza en el tablero, lista para ser movida para donde ellas quieran.

De todos los hermanos Stark, Robb es el que tiene mayor control sobre su destino, pero sus últimas decisiones —casarse con Talisa, permitir que su madre libere a Jaime, dirigirse a Aguasdulces para el funeral de su abuelo— han causado un poco de descontento. Mientras que antes sus banderizos apoyaban sin reservas al Rey del Norte, ahora su confianza en él es vacilante, en el mejor de los casos.

En un momento Catelyn le dice a su nueva nuera que todo es culpa suya: las calamidades de su familia son el resultado de una promesa rota que les hizo a los Siete Dioses, de ser una madre para Jon Nieve si él sobrevivía a una enfermedad. Y si bien es fácil que una madre piense así —especialmente una que acaba de recibir la noticia de la muerte de su propio padre—, yo diría que la mayor parte de las desgracias de la familia Stark son responsabilidad de Ned, que tenía un buen corazón pero absolutamente nada de astucia política, y que parece haberles pasado ese rasgo a sus hijos (y si Cat quiere asumir su cuota de responsabilidad por la situación actual, debería ser por haber tomado prisionero a Tyrion, ¿no?).

Es muy instructivo ver cómo se comportan los Stark en comparación con, por ejemplo, los Tyrell. Sansa no tenía idea de cómo tratar a Joffrey, y vivía aterrada de él. Incluso Cersei a menudo parece incapaz de controlar al animal que crió. Margaery, sin embargo, entiende casi instantáneamente cómo hablarle —y cómo manipular— al hombre con el que está por casarse. Otros creen que pueden apaciguar a Joffrey o someterlo a su voluntad, pero Margaery sabe que él solo quiere a alguien que vea al mundo a través de sus mismos ojos sádicos. Su seducción por parte de Margaery —si se puede usar esa palabra con un chico que solo está interesado en infringir dolor, no en disfrutar del sexo— es una de las escenas más memorables, y perturbadoras, de lo que va de la temporada.

Otras reflexiones sobre “Alas oscuras, palabras oscuras”:

  • No quiero decir mucho sobre las breves apariciones de Theon, porque tengo entendido que esta trama pertenece a cosas que ocurren unos cuantos libros más adelante.
  • Jon Nieve ve por primera vez a un warg, un salvaje con el poder de ver a través de los ojos de los animales, lo cual se parece mucho a la habilidad que Bran está desarrollando…
  • Además de los niños Stark, este episodio nos muestra por primera vez en la temporada a Brienne y Jaime, que siguen molestándose el uno al otro a medida que viajan a Desembarco del Rey. Su duelo con espadas estuvo muy bien dirigido y coreografiado. Si bien se supone que Jaime es el mejor guerrero de Poniente, Brienne es más alta, sus estocadas son de más largo alcance y ha estado en mucho mejor forma en los últimos meses, por lo cual es muy posible que ella lo venciera si no hubiera aparecido un banderizo de Robb para tomarlos prisioneros.
  • Hablando de guerreras televisivas, pese a que es muy divertido ver a Diana Rigg haciendo de Olenna, desearía que tuviéramos una máquina del tiempo para traer del pasado a la Rigg que interpretaba a Emma Peel en Los Vengadores para enseñarles a los habitantes de Poniente a luchar contra los villanos usando las técnicas de karate.
  • Jeor Mormont es un gran líder: pese a que Sam no fue capaz de hacer el único trabajo que tenía al no enviar a los cuervos, el anciano se asegura de protegerlo, ordenándole al otro soldado que lo mantenga con vida.
Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: