Crítica del episodio 3×06 de Game of Thrones (para novatos)

game-of-thrones-the-climb-1Traducción de la crítica de Alan Sepinwall de “The Climb” (“El ascenso”), el 6° episodio de la 3ª temporada de Game of Thrones. El artículo NO contiene spoilers de los libros de Canción de Hielo y Fuego, porque su autor no los ha leído, así que aquellos que tampoco hayan leído las novelas o aún no hayan terminado de leer Tormenta de Espadas pueden leerlo sin spoilearse.

[ADVERTENCIA: SPOILERS DEL EPISODIO 3×06 A CONTINUACIÓN]

¿Sabes lo que es el reino? Son las mil espadas de los enemigos de Aegon: una historia que aceptamos contarnos los unos a los otros una y otra vez hasta que olvidamos que es una mentira” — Meñique.

Estamos en un segmento muy satisfactorio de la 3ª temporada, ya que “El ascenso” (*) continúa con la tendencia de darnos escenas de acción impresionantes, como la secuencia en que Jon Nieve y compañía escalan el Muro, al mismo tiempo que nos brindan una mayor sensación de continuidad entre las paradas de nuestro habitual tour por Poniente. Eso último parece ser poca poca, pero hacer que Jojen hable acerca de su sueño en el que aparecía Jon Nieve inmediatamente antes que pasemos al norte del Muro —o hacer que Osha le explique a Meera cómo despellejar conejos inmediatamente después que otra salvaje, Elí, le enseñara a Sam cómo alimentar correctamente una hoguera— sirve para hacer que la narración parezca mucho menos fragmentaria de lo que es en realidad.

* Imagino que no tardaré en ver decenas de fanvids de Jon Nieve/Ygritte musicalizados con la canción de Miley Cyrus en YouTube para la hora del almuerzo de mañana.

Es muy útil que ahora estemos en una parte muy rica de la historia. Bran & cía. siguen en un largo viaje, y por el momento Theon parece estar siendo torturado solo por placer del torturador, pero el resto de la narración está en lugares muy interesantes ahora mismo. Las conspiraciones en Desembarco del Rey continúan deleitándonos (o, en el caso de la muerte a flechazos de Ros, asqueándonos), especialmente cuando vemos a Olenna y Tywin juntos en una habitación. Y el ascenso del título no solo nos provee de escenas de acción muy intensas (incluyendo un cliff-hanger literal), sino un momento clave para la relación Jon Nieve/Ygritte.

Su beso en la cima del Muro es, en muchas maneras, una escena más impresionante que el previo ascenso. Al igual que la destrucción de Astapor hace pocas semanas, es una escena de Game of Thrones que nos muestra la escala de los hechos a la que la serie muchas veces apenas puede aludir. Y la calidad de los efectos visuales mostrando los panoramas de cada lado del Muro es menos importante que el significado de esos panoramas para Ygritte. Ella no solo puede ver las verdes planicies de Poniente por primera vez, sino también el mundo entero en el que pasó toda su vida; esto es lo más parecido a convertirse en una astronauta que ella puede lograr. Y estar ahí cuando Ygritte observa esos dos paisajes —no mucho después que Orell cortara su cuerda para salvar su propio pellejo— parece confirmar el juramento que Jon le hizo al principio del episodio: ser leal a ella por encima de todos los demás, aún si significa traicionar a la Guardia de la Noche (o que ella traicione a Mance). La historia de los amantes que provienen de diferentes mundos y se unen pese a sus diferencias es tan vieja como el mundo, pero esa secuencia encima del hielo le dio nueva vida al viejo clisé. Y tal vez por primera vez desde el final de la 1ª temporada, realmente me importa saber lo que Jon Nieve hará a continuación.

Y la visión descarnada de Ygritte acerca de cuánto sus líderes se preocupan por ellos resuena a lo largo de un episodio que se ocupó frecuentemente de la noción de que el mundo funciona sobre la base de (tomando prestada una frase de Napoleón citada en Deadwood) una serie de mentiras sobre las cuales los que se encuentran en el poder están de acuerdo.

Tywin está a la altura de su reputación, para Olenna, de una manera en que Tyrion desafortunadamente no lo estuvo la semana pasada, y estos dos astutos ciudadanos de la tercera edad dedican su primera reunión a negociar maneras de consolidar su poder y acallar los rumores de escándalos involucrando a sus descendientes. La única diferencia es que Olenna es sincera y no se avergüenza de su su nieto sea “un tragasables de pies a cabeza”, mientras que Tywin se irrita antes cualquier mención de la relación de Cersei y Jaime (aunque sea por pragmatismo; si Joffrey no es hijo de Robert, entonces no es el rey).

Mientras tanto, Varys y Meñique discuten con franqueza las mentiras necesarias para la formación de cualquier imperio, aunque Meñique es el más cínico de los dos, insistiendo en que todo es una mentira, excepto el ascenso hacia el poder. Tyrion descubre que fue Joffrey, y no Cersei, quien intentó que lo mataran durante el asedio de Stannis, porque el Gnomo cometió el pecado mortal de tratar a Joffrey como el monstruo que es, en vez de hacer reverencias y adularlo como hace el resto del reino.

Cuando Melisandre aparece para reclamar a Gendry —probablemente porque es la fuente de la “sangre real” que necesita para darle a Stannis un nuevo “hijo”—, Arya y Gendry acusan a la Hermandad sin Estandartes de no practicar lo que predican. Y hablando de predicar, Melisandre —que, en compañía de Stannis, se presenta como la omnipotente y omnisciente representante del Señor de la Luz— termina siendo más ignorante y, en cierto sentido, superada por el borracho Thoros de Myr, quien tiene un don para la resurrección que ella creía que era imposible tener. Y Beric, por su parte, sugiere que otra de las creencias de Melisandre es una mentira cuando explica que “No hay otro lado” cuando uno muere, sino simplemente oscuridad.

Y si no hay otro mundo más allá del nuestro, y este mundo está en gran parte construido gracias a las mentiras de los poderosos, entonces la vida será muy sombría para muchos personajes de la serie; por lo cual es comprensible que Ygritte valore más su propia superviviencia que los grandes planes de otros hombres.

Otras reflexiones:

  • Dado que los personajes de la serie pueden desaparecer durante semanas, no me atrevo a predecir cuándo veremos a Meera y Osha enfrentarse, pero parece probable que suceda.
  • Las escenas de Theon siguen siendo las más frustrantes de la temporada, porque él sigue sin saber quiénes son sus captures y por qué lo están torturando (y, por lo tanto, cómo se relaciona esto con las otras 70 tramas de la serie). Quizá cuando su torturador principal deje de mentir y le explique qué está pasando, las circunstancias de Theon se volverán más interesantes, pero por ahora, es solo ver a Alfie Allen gritar y suplicar mucho.
  • Las circunstancias de Jaime parecen a punto de cambiar, pues Bolton le ofrece enviarlo de nuevo a Desembarco del Rey simplemente para escapar de la ira de Tywin cuando se entere de la mutilación de su hijo. Estaré muy decepcionado si la relación de Jaime y Brienne realmente termina con ella ayudándolo a cortar su carne. (Por cierto, ahora me imagino a Jaime pidiéndole al herrero real que le coloque un tenedor a su muñón.)
  • Luego de la conversación de Melisandre con Arya, ¿es necesario fijarnos en el color de los ojos de todos los personajes para saber a quiénes está destinada a matar?
  • Adios, pobre Ros. La conocíamos bien, pero luego Meñique se la entregó a Joffrey para que la torturara y matara como castigo por su traición.
  • Walder Frey resulta estar más dispuesto a perdonar a Robb de lo que esperábamos —con mucha ayuda de su tío Edmure—, lo que significa que su plan de tomar Roca Casterly no es tan delirante después de todo.
Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: