Crónica del Asesino de Reyes, de Patrick Rothfuss

201202022054-ams111-kingkillerCrónica del Asesino de Reyes es una (futura) trilogía de novelas de Patrick Rothfuss que ha venido ganando gran cantidad de fans en los últimos años. Está compuesta por:

  • El nombre del viento (2007)
  • El temor de un hombre sabio (2011)
  • Las puertas de piedra (aún inédito; se supone que será publicado en 2014)

La saga podría inscribirse dentro del género de “fantasía medieval”, al estilo de Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin, aunque muchos señalan que está ambientada en un mundo más bien renacentista.

A diferencia de las novelas de Martin, que narran una historia coral en la que se nos presenta el punto de vista de diferentes personajes, Crónica… tiene un personaje principal indiscutido: Kvothe (cuyo nombre se pronuncia “cuouz”), un célebre músico, mago —aunque el concepto de “magia” que existe en el universo de Rothfuss es muy diferente al que podemos encontrar, por ejemplo, en la saga de Harry Potter— y aventurero que luego de protagonizar numerosos hechos épicos y trágicos, desapareció de la vida pública y se estableció en un pueblito rural como posadero, adoptando el nombre de Kote. Para el resto del mundo, Kvothe es una figura de proporciones legendarias, hasta el punto en que casi nadie cree que haya sido una persona real. La única persona en el pueblo que conoce su verdadera identidad es Bast, su discípulo y fiel compañero. Esto cambia cuando a la posada arriba Devan Lochees, conocido como Cronista, un biógrafo de renombre que no tarda en reconocer a Kvothe y lo convence de contarle la historia de su vida, lo cual tomará tres días (cada volumen de la trilogía corresponde a un día de relato, aunque hay que señalar que la narración oral de los hechos de los dos libros, en la vida real, llevaría mucho más tiempo; el audiobook de El temor de un hombre sabio, por poner un ejemplo, dura 43 horas).

Creo que no hay mejor forma de sintetizar la historia de Kvothe que su propio badass boast, al comienzo de El nombre del viento:

He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.

Aprovecharé también para citar algunos de mis pasajes favoritos de los dos libros. Se leen con placer tanto en inglés como en la traducción al castellano:

Tenía defectos, pero ¿qué importa eso cuando se trata de asuntos del corazón? Amamos lo que amamos. La razón no entra en juego. En muchos aspectos, el amor insensato es el amor más verdadero. Cualquiera puede amar algo por algún motivo. Eso es tan fácil como meterse un penique en el bolsillo. Pero amar algo a pesar de algo es otra cosa. Conocer los defectos y amarlos también. Eso es inusual, puro y perfecto.

It had flaws, but what does that matter when it comes to matters of the heart? We love what we love. Reason does not enter into it. In many ways, unwise love is the truest love. Anyone can love a thing because. That’s as easy as putting a penny in your pocket. But to love something despite. To know the flaws and love them too. That is rare and pure and perfect.

***

Mira, las mujeres son como el fuego, como las llamas. Algunas son como velas, luminosas e inofensivas. Algunas son como chispas, o como brasas, o como las luciérnagas que perseguimos en las noches de verano. Algunas son como hogueras, un derroche de luz y de calor para una sola noche, y quieren que después las dejen en paz. Algunas son como el fuego de la chimenea: no muy espectaculares, pero por debajo tienen cálidas y rojas brasas que arden mucho tiempo.

You see, women are like fires, like flames. Some women are like candles, bright and friendly. Some are like single sparks, or embers, like fireflies for chasing on summer nights. Some are like campfires, all light and heat for a night and willing to be left after. Some women are like hearthfires, not much to look at but underneath they are all warm red coal that burns a long, long while.

***

Mis padres bailaron juntos; mi madre con la cabeza apoyada en el pecho de mi padre. Ambos tenían los ojos cerrados y parecían perfectamente satisfechos. Si encuentras a una persona así, alguien a quien puedas abrazar y con la que puedas cerrar los ojos a todo lo demás, puedes considerarte afortunado. Aunque solo dure un minuto, o un día. Después de tantos años, esa imagen de mis padres meciéndose suavemente al son de la música es, para mí, la imagen del amor.

My parents danced together, her head on his chest. Both had their eyes closed. They seemed so perfectly content. If you can find someone like that, someone who you can hold and close your eyes to the world with, then you’re lucky. Even if it only lasts for a minute or a day. The image of them gently swaying to the music is how I picture love in my mind even after all these years.

El fansite oficial en castellano de Crónica del Asesino de Reyes es este. También tiene una página de Faceook.

Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: